sábado, 28 de noviembre de 2015

Trampantojo de Jabón Lagarto






Supongo que sabréis qué es un tranpantojo. Es algo que parece una cosa que no lo es. Uff que lio! 
El caso es que yo nunca había hecho un trampantojo, el más clásico entre los blogs de cocina es el típico huevo frito (que en realidad es media mitad de melocotón en almíbar sobre nata o yogur) acompañado de patatas fritas ( que en realidad son manzanas cortadas a tiras) con tomate o ketchup ( que en realidad es mermelada de fresa), un postre muy socorrido para los niños y sobre todo divertido. También es muy típico hacer un salchichón o morcilla, que en realidad es un cilindro  de chocolate y almendras, riquisimo!
Hoy he querido  presentaros mi trampantojo, buscando alguno que otro por la red, que fuera original, la verdad es que he encontrado varios que incluso me daban la receta para hacerlo, pero de repente vi un jabón, con espuma y todo!!... original, delicado y con una ejecución perfecta, es un poste muy popular de un restaurante que se llama La Antoñita,  que parece ser que antiguamente era una jabonería.


Bien, pues tan solo ví esa foto y supe que quería hacer ese jabón, pero  como no viene la receta ni yo quiero hacer una imitación que no  esté a la altura, pues solo he tomado la idea, la receta me la inventado con mi  gran desconocimiento de la alta cocina, pero eso si, con gran ilusión de ver que resultaba de este experimento.
He querido recrear un jabón Lagarto, o jabón de Marsella ( no se si  lo habré conseguido un poco al menos), ese jabón que nuestras madres y abuelas utilizaban para lavar la ropa en el lebrillo.

Ingredientes:

200 ml de nata
100 g de queso de untar
100 g de chocolate blanco
1 sobre de gelatina neutra o grenetina



Preparación:

Calentamos la nata junto con el chocolate hasta que se derrita mezclando  hasta hacer una crema suave, Apartar del calor y agregar la gelatina a la mezcla, dejar que pierda  un poco de calor y mezclar  muy bien con el queso crema, enmoldar en  un molde rectangular  y dejar cuajar en la nevera. Para emplatar vendrá bien hacer una espuma, yo la hice con clara de huevo a punto de nieve con un poco de esencia de lima.




Este postre con chocolate es mi aportación al reto de postres con chocolate de la red Facilísiimo.




10 comentarios:

  1. Muy original tu receta además de sencilla. ¡No descarto copiartela! un saludo

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado genial y tiene que estar riquísimo. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo tambien el único trampantojo que he hecho ha sido el clásico huevo frito, jejeje.
    Un dulce riquisimo el que has preparado.

    ResponderEliminar
  4. Aquí en Toledo, sobre todo en la capital, tenemos muchos tranpanatojos en las paredes, son una de las atracciones de los turistas...Éste me ha gustado , parece realmente un jabón de los antiguos de lagarto!! muy chulo. Bs.

    ResponderEliminar
  5. Holaaa, jajajajaja, me encanta este trampantojo! el jabón de lagarto de toda la vida, era el mejor para fregar los cacharros, no sé por qué nos tuvieron que meter por la boca el lavavajillas que tanto daño hace a las manos.
    Te ha quedado extraordinario!!
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  6. Bueno cielooo que maravilla, eres una artista jajaaa es que parece de verdad hasta con su espumita, super simpática...
    Besossss!!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta cómo te ha quedado este "jabón" que sin duda estará riquísimo. Una imitación perfecta!! Besos.

    ResponderEliminar
  8. Pues qué ingeniosa estás amiga! Me encantó esta receta. Y las gelatinas de abajo una maravilla, mi receta de este viernes no es nada al lado de estas! Besitos

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario y por ocupar tu tiempo visitándome, este blog esta escrito con muchisimo cariño para compartilo con vosotr@s, Me alegra y me motiva cada palabra que me dejáis, intento de contestar a todos en la medida de lo posible, un gran abrazo a tod@s.

También le puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...